Sintra, desentrañando la Quinta Da Regaleira

Innumerables son las personas que me habían hablado de Sintra, una pequeña localidad portuguesa que se encuentra muy cerca de Lisboa en la Sierra de Sintra, donde entre grandes bosques y pequeñas montañas encontramos un enclave lleno de palacios como el Nacional Da Pena y el Nacional da Sintra, castillos como el Castelo dos Mouros, y sus famosas “Quintas”, es en este último término en el que vamos a adentrarnos, una Quinta, en este caso se refiere a la construcción que algunas personas acomodadas poseían cerca de núcleos urbanos, en terrenos espaciosos y naturales, éstos se utilizaban principalmente como residencia de verano o retiro, pero ¿Qué hace especial a la Quinta da Regaleira?, muchas son las teorías acerca de su función y sus usos, convirtiéndola en un lugar de visita obligada para curiosos, amantes del misterio, del ocultismo y la simbología, ya que esta finca de casi 4 Ha es un emplazamiento cargado de historias, símbolos, mitos, creencias… reflejados en sus edificaciones.

1

¿Podremos descubrir todos sus secretos?, ¿Masonería?, ¿Rituales de iniciación?, ¿Obsesión por alcanzar el máximo conocimiento? Muchas incógnitas sin respuesta, pero comencemos a buscar respuestas en los orígenes de este lugar tan inquietante.

La Quinta da Regaleira tiene su origen en el Siglo XIX, cuando Augusto Carvalho Monteiro apodado “Montero el de los Millones”, compra un terreno en las colinas de Sintra y comienza a construir en 1904 un proyecto que no solo tenía el fin de ser una residencia o lugar de recreo, sino que iba más allá y pretendía ser un ambicioso trazado arquitectónico y paisajístico de gran complejidad e ingeniosidad, un reflejo de sus ideologías, pensamientos e influencias.

Monteiro, era uno de los nuevos ricos, había estudiado Derecho en Coímbra, y tenía una personalidad muy marcada y peculiar, ya que era un gran amante de la ciencia, la antropología, cosmología y gran aficionado a coleccionar objetos y libros, todo esto cobra sentido cuando al juntar todos estos términos y la obsesión por el conocimiento y el poder, nos da lugar a saber que era francmasón, y que todo lo que hacía no estaba hecho al azar, mucho menos todo lo que fue dejando oculto en su finca.

Acabó de construir la quinta en 1910, y aunque vivió poco en ella ya que falleció solo 10 años después, sus ideas perduran hoy en día plasmadas en las siguientes construcciones:

23

El Pozo Iniciático, es el punto clave de toda la finca, y su monumento más representativo, este pozo es una torre invertida de 27m de profundidad que está conectada con unos túneles que tienen cuatro salidas/entradas: una primera por la Cueva del Este, otra en el Lago de la Cascada, la Puerta de Los Guardianes y la última en el propio pozo, y aquí comienza la primera incógnita: ¿Cuál es la verdadera entrada y cuál es el fin último o salida?, pues bien, la mayoría de turistas realizamos el recorrido al contrario al rito pensado por Monteiro, éste quiso que este recorrido representase el avance de la oscuridad a la luz, el alcance del conocimiento, dejar atrás una vida no correcta para pasar a una nueva vida que nos acercase a la verdad, a Dios, e incluso un paso del infierno al cielo, de tal modo que deberíamos acceder por cualquiera de las entradas a los túneles y recorrerlos hasta llegar a la base del pozo iniciático, estos caminos representan las trabas que tenemos para llegar a la luz y la verdad, y representan nuestros propios miedos, decisiones etc., así podemos toparnos por caminos que no tienen salida, y tendremos que rectificar hasta llegar al verdadero camino, una vez en la base del pozo, nos encontramos con una cruz templaria, influencia de las creencias templarias y cristianas de Monteiro, después podemos observar que el pozo tiene forma de espiral perfecta que asciende en 9 niveles formados por 15 escalones cada uno, estos números no están elegidos de forma aleatoria, si no que hacen alusión a la Divina Comedia de Dante, en la que los 9 niveles podrían representar el infierno, el purgatorio y el paraíso, de igual forma, la disposición de los arcos y los nichos, podría hacer alusión al año de compra de la finca en sus orígenes.

4

Su denominación de iniciático ya queda así claramente explicada en que Monteiro realizaba rituales de iniciación a la masonería en dicho pozo, realizando el recorrido indicado y pasando también por elementos como una cascada, ya que el agua significaba la purificación del alma, la claridad de la mente y otro paso previo al ascenso del pozo hacia la luz.

El segundo punto que nos confirma la influencia masónica de Monteiro es la Capilla de la Santísima Trinidad, tiene una decoración interior muy austera, y alberga una cripta, así como también se sabe que estaba conectada por un túnel con el pozo iniciático, pero lo que llama la atención es su simbología una vez más basada en La Orden del Temple, que encontramos en formas como el triángulo o las cruces templarias. También destacamos otra curiosidad: si nos fijamos en el mosaico en el que se representa la coronación de la virgen, ésta va vestida en rojo, azul y blanco, que “casualmente” también son los tres colores representativos de la alquimia ¿Casualidades?

7

Muy cerca de la capilla, estaba la mansión o palacio principal, ambas tienen fachadas en las que el estilo predominante es el manuelino (Estilo propio de Portugal), abundan los pináculos, los balcones y las ventanas, pero es su interior lo más interesante del edificio, ya que una vez más, está ligado la ideología de Monteiro; sus estancias más importantes son el laboratorio que dedicó exclusivamente para sus estudios de alquimia, éste está situado en una torre en la última planta, con forma octogonal, que “casualmente” una vez más nos lleva a asociar el número 8 con la idea masónica de que este representa el octavo día de la creación del mundo, el día de la resurrección de Cristo, también podemos interpretarlo como el inicio de una nueva vida e incluso el infinito; por último no podía faltar una gran biblioteca y otras salas importantes como el Salón de Caza.

8

Podríamos seguir destapando los símbolos ocultos de la Quinta de Regaleira, pero no acabaríamos nunca, aunque si tuviéramos que destacar algunos lugares más dentro de ella, para mí serían el Rellano de los Dioses, en el que destacamos las estatuas de las quimeras, que originalmente simbolizan la utopía y la ilusión, también la Torre de Regaleira, cuyo propósito no fue otro de hacer sentir a quienes subían, que estaban situados en el eje del mundo, y realmente la sensación arriba es de grandeza.

Por último, no podemos dejar de mencionar sus impresionantes jardines, que cuentan con cientos de especies exóticas, y que, junto con su trazado perfectamente planificado, hacen que la Quinta da Regaleira sea aún más especial y bella.

9

Por todo ello, os recomiendo totalmente que, si tenéis oportunidad, visitéis este lugar que bien merecido tiene su denominación de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, a continuación, os dejo algunos datos que pueden ser de interés a la hora de visitarlo:

HORARIOS:

Apertura        Último pase      Cierre

1 de abril al 30 de septiembre           09h30              19h00              20h00

1 de octubre al 31 de marzo              09h30              17h00               18h00

 

PRECIOS:

(Visita libre)

Niño (hasta 5 años)    Gratis

Joven (6 – 17 años)    5 €

Adulto (18 – 64 años)  8 €

Senior (65 – 79 años   5 €

Senior + (a partir de los 80 años)      Gratis

 

(Visita Guiada)

Niño (hasta 5 años)    Gratis

Joven (6 – 17 años)    8 €

Adulto (18 – 64 años)  12 €

Senior (65 – 79 años) 8 €

Senior + (a partir de los 80 años)      Gratis

 

Ahora os invito a sacar vuestras propias conclusiones, a mí personalmente me pareció un lugar que me hizo replantearme muchas cosas, querer saber más acerca de los misterios que aguardaba y de la importancia que las creencias e ideologías tienen para el hombre, y el sentido de estas, lo que da lugar a que cada uno pueda interpretarlas de una forma u otra y la repercusión de estos pensamientos en nuestras acciones.

Yenisey Amoreti Méndez

Anuncios

Ciencia, sin ficción

Caía el 20 de enero de 2019, cuando la fuerza nos acompañaba en un viaje hacia Generación Sci-Fi: la exposición, en Madrid; gracias al regalo inesperado de mis reyes. El día era alucinantemente azul y le dijimos sayonara al mal tiempo durante el trayecto.

1

Una vez llegamos, nos recibió amablemente un predator a tamaño real, daba impresión saber que ibas a entrar a su exposición. Entramos y lo primero que vimos es que no estaba solo, contaba con la compañía de varios coordinadores que nos guiaron por la alucinante, aunque pequeña sala, resultó ser una exposición del material de grabación de distintas películas de ciencia ficción muy conocidas por todo el mundo como Terminator, el planeta de los simios, Alien, Predator, incluso se encontraban partes de la película Regreso al futuro e Indiana Jones, esto era alucinante me sentía en ese mundo, huyendo de los aliens, aunando fuerzas con los predartors a base de fuerza bruta como lo hacía Arnold  Schwarzenegger.

2

No tarde en comenzar a reconocer varios elementos como el Delorean de regreso al futuro, “ay, si tuviésemos una máquina del tiempo para arreglar los desastres, doc”, alguna de las muchas entidades que existían en el mundo de Alien o Predator, incluso exoesqueletos de tamaño real de las partes de Terminator, cada uno tenía un panel explicando en que parte de la película se usó y para que exactamente.

Cada stand revelaba una parte de las películas que hicieron de mi imaginación un arma que yo realmente desconocía, pero esto no quedaba ahí. Creí que la experiencia no podría mejorar, pero una parte de la exposición que estaba bien recogida me llamaba y me decía “¿hay alguien ahí McFly?” o más bien…”la fuerza te guiará hacía la victoria”, en este instante, mi querido lector, ambos sabemos que es lo que me iba a encontrar en el siguiente pabellón. Efectivamente, esta vez nos acogía en su humilde morada el conocido enemigo de toda la galaxia Darte Vader, está vez se le veía pacifico, porque junto a él se encontraban los robots C3P2 y R2D2 acompañados de múltiples conocidos de esta ilustre saga, fue impactante ver todos los personajes con los que había crecido delante de mí, no hubo rostro para albergar tanta sonrisa.

3

Y cuando ya pensaba que no podía emocionarme más, encontré un pabellón dedicados a las leyendas del ayer y las futuras leyendas del mañana, hablo de Han Solo y de Avatar, esa película que me enseñó que, si aportas a la naturaleza, la naturaleza aporta a tu bienestar.

4

Terminé esa exposición con un montón de ganas de volver a ver todas y cada una de las películas que estaban representadas, era un sinfín de emociones que no podía retener y con la emoción sobre saliente, una sonrisa enorme en el rostro, nos embarcamos en la vuelta a casa, en la que estuve ausente, fantaseando en cómo sería nuestro mundo si se trabajase la imaginación y se cuidase la naturaleza, eran conceptos distintos a la finalidad de la exposición, pero para mí las películas de ciencia-ficción son mucho más que una película con efectos, es enseñar, mientras te embarcas en un mundo lleno de fantasía.

Agustín Mercado Prieto

¡Nos vamos de excursión a Salamanca!

Hace unas semanas tuve la oportunidad de visitar esta maravillosa ciudad, y qué suerte. Además de estar repleta de muchísimos sitios que visitar y descubrir, también lo está de bares y restaurantes en los que parar a descansar a tomar un pequeño refrigerio. Hicimos una ruta bastante completa por casi todos los monumentos que comprenden lo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y nos quedamos con ganas de más, pero fue una escapada de un día.

Os voy a hacer una lista de los monumentos que más me gustaron, empezando por la Plaza Mayor. Qué bonita. A pesar de vivir cerca de Madrid y contar con esta, nunca había visto una plaza con tanta vida. Es reconocida como una de las mejores obras del barroco español del siglo XVIII, con una planta que a pesar de parecer cuadrada no lo es, y con ventanas construidas con meros fines decorativos, pues en el interior no hay habitaciones. Fue una plaza construida con el objetivo principal comercial y es donde está ubicado el ayuntamiento. Es aquí donde se celebra la Nochevieja salmantina, en la cual se juntan más de 40.000 personas.

1

Fuente: hosteleríasalamanca.es

Como segundo monumento, quiero resaltar la Huerta de Calixto y Melibea. Es famoso por ser el espacio elegido para representar la tragicomedia de Calixto y Melibea, La Celestina. Está situado en el casco histórico y tiene un total de 2.500m2.

En el pasado era un huerto y actualmente es un jardín.

Y cómo no, destacar la famosa Casa de las Conchas, que es un edificio caracterizado por estar compuesto por más de 300 conchas, con un estilo gótico pero con salientes características platerescas y que su construcción tardó más de 20 años.

Es el edificio civil más representativo de Salamanca y antiguamente fue un palacio urbano. Destacar su escalera interior y su artesonado.

4

Fuente: afloteah.wordpress.com

Por último, destacar la Universidad de Salamanca. Aparte de ser la universidad más antigua de España, lo más característico es su fachada, que representa en todo su esplendor las características del arte plateresco en España. Está formada por diferentes figuras, desde los Reyes Católicos, a Hércules, y la famosa rana. Que cuenta la leyenda que no solo era importante para los estudiantes encontrarla, sino también sobre qué elemento estaba la rana, sobre una calavera, y que si no la encontraban suspenderían sus exámenes. Aunque también hace referencia a la lujuria.

2

Fuente: miviaje.com

Aunque nuestro recorrido fue por varios lugares más, he querido destacar lo más significativo para mí. Espero que os haya gustado.

Ariadna Ballesteros Tabernero

Turismo de salud

¿Turismo de salud? Una tipología un tanto ajena entre los jóvenes, que yo elegí el pasado fin de semana y no me arrepiento; destino: Alhama de Aragón, un municipio español de la provincia de Zaragoza, en la comunidad autónoma de Aragón.

Aunque a primera vista, Alhama de Aragón parece tan insignificante por ser bastante pequeño y sus pocos habitantes, el turismo es una pieza clave para su desarrollo. Eso pensaron los fundadores del balneario Termas Pallares cuando decidieron abrir tres magníficos hoteles que aprovechan este lago termal único en Europa para ofrecerlo a los turistas junto con servicios de spa e infinidad de masajes y tratamientos medicinales.

El único inconveniente que encontré yo, que puede que no lo sea para la gente en general, es la comida. En los hoteles, el único servicio que puedes adquirir es el de desayuno, mientras que las comidas y las cenas son menús sofisticados que llegan a costar 27 euros por persona, y en el caso de querer comer en el pueblo sólo dispones de un par de sitios para elegir.

Por lo demás, si quieres disfrutar de un entorno único, limpio, agradable y relajante a la vez que saludable tengas o no problemas de salud, sin duda este es el lugar perfecto.

No dudaría ni un instante en volver a pasar un fin de semana en un lugar que mezcla rural con capricho, naturaleza con sofistificación y de donde vuelves totalmente reconfortado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Amalia Adriana Ghiurca

Primera experiencia en viajar en avión y llegada al hotel de Narita

Todo empezó el día que me despedí de mis padres y mi hermano en el aeropuerto de Barajas-Madrid, el 29 de Marzo de 2015. Recuerdo que mi madre me estuvo haciendo fotos y algún video para que dijese algunas palabras de despedida, pero no se me ocurría nada.

Al llegar a los controles de seguridad, y cachearme, las personas responsables de la seguridad notaron que llevaba un bulto debajo de la ropa. Era todo el dinero en yenes que me llevaba. Como estábamos tan preocupados con que me podían robar el dinero, mi madre y yo decidimos ir a la modista a que nos tejiese una banda con unos bolsillos para introducir el dinero. Y así lo hice. Recuerdo como el de seguridad me apartó de la gente y me llevó a un cuartillo donde me hizo quitarme la sudadera, la camiseta y la banda; y le mostré lo que tenía encima.  Le estuve diciendo lo nervioso que estaba por ser la primera vez que volaba en avión mientras contaba el dinero, había 400 mil yenes, unos 3 000 euros.

Al terminar y ver que no tenía tanto dinero y que no ocurría nada malo, me dejó pasar. Y a continuación seguí a un señor que se dirigía a las puertas de embarque y me ayudó un poco (no recuerdo su nombre, pero nos despedimos donde los ascensores).

Para llegar a la puerta de embarque tuve que entrar en un minitren dentro del mismo aeropuerto. Una vez en la puerta de embarque entré al avión y vi la cantidad de gente que había. Además, ya al sentarme también vi a todas las auxiliares de vuelo de la compañía Emirates Airlines con sus uniformes y sus sombreros rojos de la empresa.

En los asientos de mi lado, había dos chicas españolas de Toledo (si no recuerdo mal una de ellas se llamaba Sonia) que me dijeron que  se iban de vacaciones a Sri Lanka. Sonia era profesora de inglés y podía comunicarse perfectamente con las azafatas, ya que estas no hablaban español. Como estaba yo en el asiento del pasillo les pedí que me hicieran alguna foto a la que despegase el avión desde la ventanilla y de esa manera fue como las conocí. Sin embargo no volví a saber de ellas.

Los asientos de enfrente tienen unas pantallas donde se puede ver películas, escuchar música y sobre todo se podía ver por dónde pasaba el avión en perspectiva de pájaro, observando todo el manto de nubes y también desde una cámara frontal del avión. Hice uso de la pantalla y me estuve viendo la película de 8 apellidos vascos, estuvo bastante graciosa. Una vez en Dubái, nos hicieron coger un miniautobús para entrar al aeropuerto. Era gigantesco. Como las chicas y yo nos dirigíamos a puertas de embarque diferente, no me acompañaron y dentro, como pude, tuve que preguntar en inglés a dónde me tenía que dirigir. Por casualidad me encontré a unos niños japoneses que parece que pertenecían a un grupo de futbillo, y les intenté decir en japonés que yo iba a Tokio, y no sabía cuál era mi avión. Estos críos se rieron un poco sin hacerme caso, así que pasé de ellos. Me di una vuelta por el aeropuerto y volví a preguntar, esta vez a unos de información, al final conseguí llegar a la puerta.

Antes de entrar pude conectarme a la wifi y comunicarle a mi familia que iba todo bien. Solo tenía 30 minutos de internet.

Por fin entré en el avión, ahí fue cuando ya estaba yo solo. No tenía a nadie en quién confiar ni con quién comunicarme en español. A partir de ese momento todo era en japonés. Intenté decirle a las azafatas que tenía alergia a los frutos secos y no me entendían. Me arriesgué y comí lo que me pusieron. Me alegro que no me pasara nada y que me gustase la comida.

Después de 9 horas de vuelo, aterricé en el aeropuerto de Narita y me las arreglé preguntando en japonés ¿Cómo se iba hasta el hotel Narita? Una chica de un mostrador me dibujó un croquis para que cogiese el autobús donde dejaban a los pasajeros que se iban a alojar en ese hotel. Y vi afuera una parada con la imagen de un autobús y en japonés la palabra Hotel y esperé allí a que viniese.

blog 4

Una vez en el hotel, se portaron muy bien conmigo, me mostraron la habitación, el comedor y todo. Allí pude conectarme gratis a internet y ver por primera vez la televisión en japonés. Era estupendo poder hacer eso. Allí contacté con mi hermano y le estuve explicando que ya había llegado al hotel y que estaba bien. Luego realicé fotos de la habitación, me duché y bajé a cenar. Como se ve en la foto, el cuarto de baño es bastante pequeño aunque la habitación no estaba nada mal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recuerdo que lo primero que dije nada más entrar al comedor fue “¡TABETAI!” que en japonés significa “¡Quiero comer!”. Fue una manera rápida y directa para comunicarme y hacerles saber que tenía hambre, me hizo bastante gracia. El comedor estaba vacío, aunque había una pareja occidental sentada en la mesa contigua. Mi primera cena fue un ramen (momento en el que empecé a practicar con los palillos).

blog7

A esa pareja les escuché hablar español, y les pregunté que de donde eran. Me dijeron que eran de Madrid y que habían ido de viaje de aniversario o de casados (no recuerdo bien). Nos intercambiamos los números y los Facebook.  Al acabar de cenar, regresé a mi habitación y me fui directo a dormir ya que al día siguiente me esperaba la gran aventura nipona.

Antonio Gutiérrez Baldominos

Increíble Turquía

Hoy quiero hablar sobre mi visita a Turquía.

20190221_115111_0El día 03 de enero viaje a Turquía, a la ciudad de Edirne, donde se encuentra la mezquita de Selimiye. Sinceramente no conocía esta ciudad ni el valor de su mezquita ya que es declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Me llevé una grata sorpresa ante este monumento y la preciosa ciudad y todos sus habitantes.

A unos pasos de la mezquita, puedes entrar en un mercado enorme donde se pueden encontrar una variedad increíble de todo tipo de artículos. Una de las cosas que más me sorprendió fueron los precios tan baratos que hay en el mercado.

20190221_102219_0Además, quiero destacar la humildad y lo agradecidos que son los habitantes de esta ciudad. Son personas que intentan ayudarte en lo que puedan. Una turca me regaló un ojo turco y ¡me sorprendió el hecho de que se lo quisiera pagar y no me aceptara el dinero! Me encantan las personas detallistas, ya que, yo también lo soy y en esta ciudad pude encontrar más de una persona así.

En cuanto a la gastronomía, probé el kadaif, baclavá, airan, kunafa y tava giger, entre otros. Este último, es un plato muy típico en Edirne, aunque ya había comido kadaif y baclavá quise probar el que se hace en Turquía. Me encantó sobre todo el baclavá con pistachos que llama muchísimo la atención por ser de color verde.

A parte de visitar la mezquita y la ciudad, y disfrutar de la gastronomía, estuve comprando y por poco me llevo casi todo el mercado de la cantidad de cosas tan bonitas que tienen.

Estoy muy sorprendida con la cultura turca y me encantaría volver y visitar mas ciudades como esta.

Marieta Dimitrova Stoyanova

¡Siempre quedará Toledo!

Toledo, ciudad de las tres culturas, tan importante para la historia de nuestro país y conocida por tantos turistas nacionales y extranjeros, es sin duda un lugar señalado por mi crecimiento académico.

La primera vez que visité esta ciudad fue en 2016, con mis compañeros del anterior ciclo formativo, cuando poco a poco empezaba a tener interés por el mundo del turismo.

Pasados tres años, la ciudad de Toledo se volvía a cruzar en mi camino. Volvía al lugar donde empecé mi andadura como Animador Sociocultural y Turístico. Esta vez volvía con mis compañeros y profesores del ciclo de Agencias de Viajes y Gestión de Eventos, nos convertimos por un día en unos auténticos guías turísticos. Mentiría si no dijera que existían en mí sentimientos de nostalgia por la vuelta a Toledo y nerviosismo fruto de querer realizar correctamente la explicación de mi monumento.

El día acompañaba, a pesar de encontrarnos en pleno mes de febrero el sol nos acompañó durante toda la jornada. Y cuando ya quise darme cuenta, me encontraba en el mirador del Valle junto a mi compañera Claudia realizando la pertinente explicación acerca del Alcázar de Toledo a nuestros compañeros y profesores. Sin duda esas vistas del valle del Tajo cuando estaba entrando la mañana, con la ciudad de Toledo de fondo, se quedaran grabadas para siempre en mi memoria.

20190221_102219_0.jpg

Posteriormente, fueron otros compañeros los que nos guiaron por el corazón de la ciudad de Toledo, pudiendo conocer un poco más sobre la Plaza de Zocodover, la catedral, el ayuntamiento y la famosa y polémica fuente a sus pies, las termas romanas, la Mezquita del Cristo de la Luz, la Iglesia de San Juan de los Reyes y la Sinagoga del Tránsito.

20190221_115111_0.jpg

Sin lugar a dudas pasamos una maravillosa jornada de enriquecimiento cultural en esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Por lo significativo que ha sido para mí, por lo vivido, por lo aprendido…

Siempre quedara Toledo.

Adrián Hidalgo Mateo